Grandes ahorros de dinero, tiempo de obra y consumo energético

Gracias al reducido peso y a la practicidad general del sistema, los tiempos de ejecución en obra se ven disminuidos en gran medida, posibilitando imprimir un ritmo de avance superior al de sistemas convencionales.

Esto permite la entrega y puesta en marcha anticipada del inmueble. En las zonas en que los períodos de construcción son muy acotacdo por cuestiones climáticas o legales, esta características permite al comitente ganar una temporada y así comenzar a amortizar los gastos de obra antes de lo que permitiría el sistema tradicional.